2017/10/17

EL FIN DEL TRABAJO - http://Psicologia-malenalede.blogspot.com




El avance de la tecnología amenaza con dejar sin trabajo a miles de personas en los países más desarrollados; principalmente a aquellos que realizan tareas rutinarias con ingresos bajos.

El os, como recepcionistas, oficinistas y otras ocupaciones actualmente a cargo de personal subalterno.

Sin embargo, no siempre una nueva tecnología tiene éxito; a lo largo de la historia, algunos inventos, que parecían revolucionarios, no prosperaron por cuestiones económicas o sociales o porque por distintas razones  resultaron ineficaces.

Así como está en peligro la mano de obra que hoy está reemplazando las máquinas, sucede lo contrario con los trabajos que exigen habilidades especiales, porque no se consigue personal para manejar esas máquinas.

La búsqueda del equilibrio debería centrarse en instruir adecuadamente a las próximas generaciones para satisfacer la demanda laboral que se necesita para la aplicación de la nueva tecnología.

Los trabajos manuales que no puedan ser reemplazados por máquinas costarán fortunas, porque obviamente serán muy pocos los que se dedicarán a esas tareas.

Adaptarse a los cambios tecnológicos siempre ha sido muy cruento para la humanidad, sin embargo, a la larga beneficiaron a todos.

La revolución industrial fue el fin de una época y trajo como consecuencia el reemplazo del trabajo artesanal por la línea de montaje; un cambio que provocó el final de los oficios pero que también fue el inicio del trabajo en las fábricas a gran escala.

La nueva tecnología impone que la educación formal de niños y jóvenes incluya desde la escuela primaria la adquisición de los conocimientos necesarios para poder responder a la demanda laboral futura.

Una nueva tecnología produce la pérdida de antiguos puestos de trabajo pero también es la fuente de  nuevas necesidades laborales.  La clave es aprender a dominarla y adaptarse a ella.

Malena Lede - Psicóloga







2017/10/15

EL PASADO TE CONDENA - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




Todos sin excepción estamos en gran parte condicionados por nuestro pasado.  A los más fuertes, un pasado difícil les ha servido como motivación para trascender sus limitaciones y triunfar en la vida, lo que los ha ayudado a elevar su autoestima y su complejo de inferioridad para demostrar que valen; pero otros, no tan fuertes, han sucumbido bajo los efectos devastadores de los golpes, los abusos, las privaciones, el desamor, el abandono o los ataques a la identidad y a la imagen de sí mismos, y permanecen pegados a todo aquello que ya no pueden cambiar.

Así como los alimentos nos nutren el organismo y nos sirven para seguir viviendo, el amor y la protección en la infancia nos hace más fuertes de espíritu.

Pero si las experiencias vividas no fueron esas, sin darnos cuenta seguimos reaccionando a la defensiva con viejas respuestas aprendidas, para defendernos de las frustraciones, que permanecen como heridas abiertas y nunca se olvidan.

Vemos en los otros a nuestros padres y demás personas significativas que en situaciones parecidas nos hirieron, nos rebajaron, nos desvalorizaron y despreciaron; y no podemos evitar contestar igual que antes, con bronca y resentimiento, ante la más mínima sospecha de agresión.

Hoy es el día de la madre; seguramente la mayoría recordará lo mejor de ellas y les rendirán tributo, ya que no hay nadie que sea perfecto, pero habrá otros que ya no las visitan ni les hablan, que no las han perdonado y que siguen con resentimiento hundidos en el pasado.

Perdonar a los padres es permitirse avanzar y dejar atrás el pasado, porque el rencor nos hace sentir culpables, dificulta las relaciones afectivas y nos hace muy infelices.

Perdonar a todos y perdonarse a uno mismo,  es el primer paso para poder soltar todo el bagaje de sentimientos negativos que nos tortura e impide hacernos cargo de nuestra propia vida y seguir adelante.

Malena Lede - Psicóloga

2017/10/13

ALGUNOS TIPS PARA CONTROLAR LA DEPRESIÓN - http://psicologia-malenalede.blogspot.com




La depresión es la enfermedad psiquiátrica más difundida en el mundo y los países más avanzados son los que registran mayor cantidad de personas que la padecen.

Parecería que a medida que se superan las necesidades básicas los seres humanos tienen mayores dificultades para adaptarse a un medio que les ofrece más comodidades y desarrollo tecnológico.
Pero no es fácil acceder a esa tecnología que parece difícil de dominar. pero si un niño pequeño puede, todos deberían poder, a menos que esté impedido mentalmente.

La soledad también está haciendo estragos entre la gente mayor que no puede o no quiere adaptarse a la nueva tecnología y que ya no puede contar más con la compañía de sus hijos; porque cada  día que pasa todos tienen menos tiempo para dedicarle a sus mayores.

Frente a este panorama lo mejor es conocer algunos recursos eficaces para no dejarse vencer por el desánimo o el pesimismo.

Elija de las siguientes opciones las que le gusten y pueda hacer que lo ayudarán a controlar su depresión.

-         Salir todos los días
-         Leer un diario
-         Levantarse temprano
-         Cocinar todos los días,  algo diferente
-         Hacer las compras
-         Estudiar algo
-         Trabajar
-         Caminar regularmente
-         Ir al cine todas las semanas
-         Tomar clases de yoga o tai chi
-         Participar en distintos grupos
-         Ir a conferencias
-         Hacer visitas guiadas
-         Aprender a bailar
-         Seguir una serie por televisión
-         Ir a la peluquería con frecuencia
-         Comprarse ropa moderna
-         Cuidar el aspecto personal y si es mujer maquíllarse todos los días.
-         Leer libros
-         Si tiene fe,  visitar la iglesia diariamente o asistir a los oficios religiosos.
-         Ayudar a alguien
-         Viajar
-         Aprender a usar la computadora y el teléfono celular
-         Aproveche cada día como si fuera el último

No olvide que todos tenemos que pasar por las mismas experiencias, pero no es eso lo que nos afecta sino la actitud que tenemos frente a ellas.

Lo más fácil es tirar la toalla y dejarse vencer, sin embargo, tienen que creer que la vida les puede ofrecer siempre,  a cada uno,  algo inesperado que puede hacerlo feliz, si abandona el control y no pierde la esperanza.

Malena Lede - Psicóloga